Orgía con la secretaria del Director

Publicado en julio 1, 2010 por  

Ella trabaja en una empresa de secretaria del Director y por ese motivo tiene mucha relación con los licenciados en prácticas a los que el Director le gusta encargarles trabajos y van con frecuencia al antedespacho donde ella está y charlan de diversos temas mientras que esperan que el director les haga los encargos o para llevarle los trabajos o para consultarle algo. El caso es que siempre hay dos o tres que acostumbran a ir por allí a charlar con ella. Leer el relato completo

Historia de una madre muy caliente con su hijo

Publicado en junio 12, 2010 por  

Patricia miraba el reloj en la pared de la cocina, eran las 10.30 de la mañana y su hijo aun no se había levantado de la cama. De cuando él había regresado de la universidad, había pasado en la cama la parte más mayor de tiempo del día mirando películas o leyendo, el pensamiento de Patricia, visiblemente enfadada. Era que hiciera algún trabajo de verano como sus amigos, o algo más constructivo, según ella. Patricia golpeó a la puerta de la alcoba de Simón, eran casi los 11.15 y él todavía no había estado fuera. No habiendo conseguido ninguna respuesta, decidió entrar. Leer el relato completo

El sobrino favorito

Publicado en junio 9, 2010 por  

Para empezar debo decir que yo no mido 1.90, peso 100 kg, ni soy una montaña de músculo, tengo un cuerpo acorde a una persona que practica hace muchos años una disciplina deportiva y que tiene 30 años. Por otro lado mi tía, la otra protagonista de este relato verdadero, tampoco es una súper mujer, por el contrario si se conserva bien es más por una cuestión de suerte que por fuerza de voluntad. Es separada desde hace algunos años, ha estado por lo que yo sé siempre con el mismo tipo y siempre ha sido una mujer super calentona…

La verdad es que no recuerdo el momento en que me empezó a gustar mi tía, hermana de mi padre, sólo se que me empezó a gustar cada vez más, hasta el día que me hice una paja tremenda pensando en ella. Recuerdo siempre que podía tratar de apoyarla, rozarla, tocarla, tratar de darle besos lo más cerca de la boca posible, espiarla cuando se podía e imaginarme una y mil veces como cogería esa mujer. Leer el relato completo

Mi suegrita y su “Glorioso” culo

Publicado en junio 7, 2010 por  

Quiero contarles que hace tiempo atrás estuve de novio con una niña. Cuando comenzamos a ser novios, ella tenía 20 años. Su nombre es Gloria, igual que su madre. La vida sexual con Gloria hija, mi novia en ese entonces, era de locuras: apenas estábamos solos comenzaban los besos calientes, las caricias, mi mano se deslizaba dentro de sus jeans, debajo de su pollera, y lógicamente, mis dedos hacían su trabajo acariciando y metiéndose dentro de su vagina jugosa. Mi sueño era darle sexo anal, pero ella tenía miedo, decía que la tengo grande y que le iba a doler y por eso solía acariciar su ano con mi dedo, mojando con mi saliva la entrada y metiendo por lo menos hasta la mitad de mi dedo. Pero como ella se quejaba de eso solo le daba por la conchita. Leer el relato completo

Mi hermosa y deliciosa tía Sofía

Publicado en junio 3, 2010 por  

Hola mi hombre es Valentina y quiero contarles mi primera experiencia, fue algo tan lindo que jamás olvidare no fue solo mi experiencia sexual que de paso fue también mi primera experiencia lesbica.

Soy la única hija de un matrimonio mayor, por lo tanto siempre fui mimada y complacida en todo, tanto por los parientes de mi madre como por la familia de mi padre.

Cuando estaba convirtiéndome en mujercita, mis padres viajaron por motivos de salud a otro país y me dejaron en casa de una tía que era viuda y sin hijos. Al principio me la pasaba muy aburrida, la tía Sofía era una mujer muy sería y aun que era bastante joven, creo que entonces tendría unos 35 años, tenia un carácter muy recio, siempre la había tratado en reuniones familiares y no era muy cariñosa con los niños por lo que la mayor parte del tiempo me ignoraba, pero la convivencia en esas semanas, me la demostró como una mujer muy agradable, dulce y simpática; por las mañanas yo iba al colegio y por las tardes la acompañaba a la peluquería de la que era dueña, ahí las chicas que trabajaban para ella se divertían peinándome y maquillándome, todos al verme me decían muchos piropos, era yo una chica muy bonita, con una larga cabellera lacia y oscura, había heredado de mis abuelos andaluces los ojos grandes y negros, era alta para mi edad y rellenita de curvas pronunciadas, por lo que al verme siempre me daban mas edad de la que tenía, para entonces tenía mis pechos bastante desarrollados y nalgas y caderas redondas. Leer el relato completo

Página Siguiente »